La rutina del cuento era fantástica en casa de los Pérez, Odón había conseguido que fuera uno de los mejores momentos del día.

Cada noche después de acostarlos guardaba en su maleta blanca una nueva historia y una sonrisa salía de su hocico cuando recordaba las caras de sus hijos cada vez que la abría.

Reposaba siempre en la sala, lugar de encuentro familiar, junto a una estantería que él mismo había montado muchos años atrás. Nunca imaginó que aquel primer juego de esconder el libro dentro de la maleta fuera a terminar siendo una rutina que acompañaba a la familia después de cada cena.

#LosSecretosDeLosPérez #Odón

La maleta de Od´´on Pérez

Etiquetado en:            

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
0

Tu carrito